Isurus llega como un equipo con muchas dudas, pero la historia del competitivo regional nos ha enseñado que el tiburón siempre está al acecho y con la capacidad de reorganizarse, aún en sus peores momentos. Llegan heridos a la LLA 2021, pero no por eso liquidados.

Por Joaquín González
@B1gMoney1

Isurus ha tenido que sortear su éxito en el competitivo latinoamericano en dulce y agraz, entendiendo los estándares que ha tenido la organización: siempre campeonar. Sin embargo, muchas veces, y no siendo favorito, ellos han tenido la capacidad de siempre crecer, aún en contra de los análisis, desde la creación de las ligas regulares.

Para este año, Isurus vivió su quiebre más dramático en su equipo de League Of Legends para tener que reformarse, dado a los retiros de tres de las figuras con mayor reconocimiento de la región en cada uno de sus roles : Jirall, Slow y Oddie. La salida de ellos respondía más al desgaste de un equipo que no encontraba respuestas para seguir en racha como en el el 2019, pero también al cansancio propio de la actividad de jugador profesional. 

Aunque Isurus siempre ha sido reconocido a tener a los mejores jugadores de la región, este roster actual tiene ciertos paralelos en su creación, guardando proporciones, a lo que fue el equipo de la naciente CLS del 2016, en la jugadores como Emp, Pride, Zeicro, Newbie y Clatos no estaba dentro de las predicciones para que ganaran el torneo de dicho año contra Last Kings

TE PUEDE INTERESAR:  Zothve, de Estral Esports: "Actualmente la comunicación entre el equipo no es la mejor"

Este paralelo se debe a que, en nombres, tampoco tiene la pirotecnia de lo que fue el equipo bicampeón del 2019, integrando a figuras históricas como Seiya en esa temporada. Para este año han tenido que ir directamente por jóvenes jugadores y con menos currículum en los ejemplos de Zero y Shu Hari, además de la repatriación de una leyenda como es Tierwulf.

El equipo mantiene a Warangelus y el histórico Seiya desde un 2020 que, si pensamos a como fue conformado el equipo y sus resultados, puede haber sido uno de los años más agrios, especialmente para el carrilero central por la cantidad de campeonatos ganados. Pero esta es una oportunidad para seguir aumentando su leyenda, pues va a tener que cargar menos peso solo por lo que significa su figura, ya que el cambio de aires en la organización le permitirá volver a concentrarse a su juego. Mismo caso para el tirador chileno, que podrá liderar a alguien joven y que viene de un año perdido en XTEN como es en Shu Hari.

Te puede interesar: Sin Tilteo: Estral Esports, el desafío de los faraones en la LLA

Hablando de las jóvenes figuras que entran al tiburón como Shu Hari y Zero, ellos vienen de temporadas en tabla baja, algo correspondiente también a lo que eran sus rosters. En el caso de Zero, fue uno de los top laners como peores números en la liga, pero tuvo que afrontar una difícil misión como lo fue el entrar a apagar un incendio en un equipo con dificultades en la tabla del descenso como lo fue Furious Gaming. Viene también con un espaldarazo en Tierwulf, pues ha declarado en entrevistas que él pidió al argentino, por lo que su llegada puede tener ecos a lo que fue el dúo con Nate en KLG y, con ello, poder guiarlo a un mejor futuro.

TE PUEDE INTERESAR:  Gavotto, de Isurus: "Todos los jugadores tenemos malos hábitos en esta liga"

Lo de Shu Hari puede ser digno de análisis sobre lo que es un estudiante talentoso pero en una mala escuela. Su estadía en XTEN Esports solo puede ser calificada como una pérdida del año, por lo que su llegada a Isurus puede ser vista como la integración de un rookie a las filas del tiburón. No ha tenido los recursos de enseñanza, dado a la carencias que los, ahora, “bots” tenían en ese momento, especialmente coaching staff. La adaptación de Shu Hari dependerá de la comisión técnica experimentada en Yeti y Revehaza, para que el soporte chileno no sufra ese gap de conocimiento que vivió en la organización mexicana.

TE PUEDE INTERESAR:  Zothve, de Estral Esports: "Actualmente la comunicación entre el equipo no es la mejor"

Y por último, la integración de Tierwulf pasa por la falta de jungleros en la región. Aunque en Latinoamérica se están formando jugadores, el valor del junglero chileno no solo pasa por su carisma y conocimiento de juego, sino que también en su liderazgo dentro y fuera de la grieta, una capacidad ajena a muchos jugadores en su rol y que Isurus sabe lo va a necesitar para descomprimir muchos momentos de presión, especialmente para los jugadores más jóvenes. 

Las críticas por su inactividad y jugar ligas menos trascendentes como la SLO y el Circuito Desafiante de Brasil, no desvalida a Tierwulf como jugador, sobretodo en una liga wildcard como la LLA. Su experiencia puede llevar a Isurus a un nuevo nivel y estilo, si tenemos en consideración a los pilares experimentados que tendrá de compañeros en Warangelus y Seiya. 

Isurus llega como un equipo con muchas dudas, pero no por ello debe ser descuidado en su manera de afrontar la liga. La historia del competitivo regional nos ha enseñado que el tiburón siempre está al acecho y, por lo demás, con capacidad de reorganizarse, aún en sus peores momentos. El tiburón llegará herido, pero no por eso liquidado.

Todos los días estaremos publicando columnas de opinión sobre los equipos que compondrán la LLA 2021, previo al inicio de la competencia.

Previous post Inicia la nueva era de la Volcano Discover League
Next post LCK: KT detiene a DRX y T1 logra tener un respiro
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

¡Ayúdanos!

Los anuncios nos permiten mantener este proyecto vivo. Ayúdanos desactivando tu bloqueador de anuncios y danos una mano.

Powered By
Best Wordpress Adblock Detecting Plugin | CHP Adblock