Con un nivel superlativo, la clásica escuadra coreana vuelve a tocar una final luego de cinco años, con un Faker que está a un paso de agigantar su leyenda.

Épico. Así podemos describir la serie en la que T1 derrotó a JDG y se instaló en la final de Worlds 2022. La escuadra coreana supo reponerse luego de una primera derrota y con tres encuentros con mucho nivel y precisión, fueron capaces de escribir un nuevo capítulo en sus historia, acabando con el sueño del campeón de la LPL y con China de ser nuevamente campeón.

El poder de la botlane

Más allá de que en el primer encuentro, sería JDG el equipo que terminaría sellando la victoria, lo cierto es que fue una partida con dientes apretados, muchas micromecánicas y un 369 que se descontroló con un Jax que destrozó a la Camille de Zeus. Él, junto con un Hope con Aphelios, fueron fundamentales para el triunfo chino. Sin embargo, T1 quiso confiar en sus jugadores, con drafts muy arriesgados y trayendo de vuelta al legendario Ryze de Faker. Gracias a una botlane que comenzó a brillar con luz propia (ante un Zeus que le costó a lo largo de la serie), el equipo de la LCK empató la serie.

El show de Faker… Y el de Keria

La tercera partida fue un ajuste en el draft por parte de T1 en relación con la anterior, con un Nocturne para Oner que fue fundamental para alimentar a Gumayusi y Keria, dejando a Zeus un poco de lado y sufriendo con Gangplank. En este escenario, el Ryze de Faker se robó el show y mostró a un equipo que se vea muy agresivo, y que incluso se equivocaba a veces, pero que sabía minimizar esos errores a lo largo del juego, consiguiendo pequeñas ventajas que terminaro por ponerlos en match point. Acá se acabó la serie como expresión de lucha.

El cuarto juego fue otra historia. Fue un show, fue magia, fue todo el historial de la superioridad coreana en League Of Legends plasmada en un encuentro. Keria se transformó en el líder desde la botlane, transformándose en un problema sin solución para JDG. El soporte descomprimió a las otras líneas y le permitió a Zeus tener su mejor performance con Gragas. Para qué decir Faker, que nuevamente se robó las miradas con más de una habilidad mecánica. Stomp para T1 y retorno a una final luego de cinco años, donde buscará lo que nadie ha conseguido: ser campeón de Worlds cuatro veces.

 

Previous post Llega la Liga Superior de Esports: la nueva competencia de deportes electrónicos para Chile
Next post Historia: DRX, del Play-In a la final de Worlds
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

¡Ayúdanos!

Los anuncios nos permiten mantener este proyecto vivo. Ayúdanos desactivando tu bloqueador de anuncios y danos una mano.

Powered By
Best Wordpress Adblock Detecting Plugin | CHP Adblock