Con los recientes cambios en el formato de la LLA en México y el flamante nuevo escenario que se montó para los eventos de dicha competición, los equipos y sus jugadores tienen que adaptarse a una nueva etapa para la región y todos los cambios que trae consigo. Para darnos sus impresiones, hablamos con Whitelotus, el tirador de Infinity Esports, en lo que fue su regreso a la región.

Gillette Infinity Esports fue una de las escuadras que más invirtió para este 2020, buscando tener el mismo protagonismo que consiguió en 2018, cuando logró el título de la LLN y representó de buena manera a la región en Worlds 2018. Entre sus incorporaciones más bulladas, está la de Matías “WhiteLotus” Musso, quién volvió al competitivo latinoamericano luego de su paso por Brasil en 2019.

Sobre su retorno a Latinoamérica, comentó a Prensalol que se sentía con mucha ansiedad. “Hasta un poco nervioso (algo que normalmente no siento porque hace rato que venimos jugando), pero creo que por sobre toda esa expectativa de volver a la LLA, de volver a competir en la región que me vio crecer y en la que conozco a todo mundo. Creo que eso generó que hubiera mucha expectativa hacia mí en las partidas y nada, estaba un poco ansioso y un poco nervioso”, señaló.

De hecho, reconoció que la expectativas de su regreso le afectó un poco. “Más que nada, yo mismo me pongo muchas expectativas encima y creo que eso paso la cuenta, ya que quería ganarle a Isurus y terminar la semana 2-0. Pienso que eso me comió un poco la cabeza, ya que el día antes del enfrentamiento contra Isurus me costo un poco dormir, estuve como hasta las 4 de la mañana despierto, pero se me fue pasando a lo largo del día”.

Sin embargo, el jugador piensa que no es el único que debe mejorar. “No siento que ya estemos jugando al 100% individualmente. A pesar de ello, creo que obtuvimos buenos resultados en scrims, tanto individualmente como en dúo. Siento que estamos jugando bien, pero sucede algo raro en stage que nos hace jugar un poco mas retraídos, no estamos jugando libremente como normalmente”, comentó.

De hecho, esa sensación no solamente la tiene él, ya que “he hablado con Genthix y él se siente igual. Vamos a ver qué podemos hacer para solucionar eso de cara a la próxima semana. Yo creo que con un poco más de enfrentamientos y con el pasar de las partidas en la liga será algo que se va a ir normalizando cada vez más para nosotros y nos vamos a sentir como jugar en casa, aunque todavía se sienta esa diferencia entre jugar con público en stage a estar en Scrims y jugando desde la Gaming House”.

El haber iniciado la liga contra dos rivales “directos” como Isurus y R7 también les presentó un problema, ya que “desde hace dos o tres semanas no habíamos podido scrimear contra ellos y solo pudimos entrenar con los equipos ‘más débiles’ por así decirlo. Eso afectó nuestro desempeño de alguna manera”. Además, fue un poco más allá en este punto: “Entrenar contra Azules o Furious (sin desmerecer a nadie) no es lo mismo, debido a que son los equipos más débiles, con menos experiencia o con menos sinergia juntos y eso no solo afecta en el día de los juegos, sino que provoca que te pongas un poquito mas nervioso ante equipos más difíciles”.

Infinity tendrá dos duelos complicados este fin de semana: Enfrentará a All Knights el sábado y a Pixel Esports Club el domingo.

Previous post Oddie, jungla de Isurus: “Va a ser mi último año”
Next post Isurus cae en la Liga Master Flow y comparte liderato con Undead y Nocturns
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

¡Ayúdanos!

Los anuncios nos permiten mantener este proyecto vivo. Ayúdanos desactivando tu bloqueador de anuncios y danos una mano.

Powered By
100% Free SEO Tools - Tool Kits PRO